Descripción de la Técnica del pirograbado en madera pintado a la acuarela.

La ejecución de esta técnica requiere llevar a cabo por lo menos los siguientes puntos:

1.- El Pirógrafo.

Se requiere tener un pirógrafo. No es importante la marca (yo he estado usando un "MEF" de Lumen). Sin embargo, es conveniente que cuente con un sistema especial con el cual se pueda graduar la temperatura fácilmente.
Junto con el pirógrafo también se requiere una serie de puntas o agujas que permitan la variedad de trazos que se necesitan en un dibujo, desde los más delgados hasta los más gruesos. Otras agujas especiales deben permitir el sombreado tal y como lo demanden los efectos de luz y sombra que se observen sobre el objeto del dibujo que se quiere lograr.
Un dibujo pirograbado es como si fuera un dibujo a la tinta china, en éste se requiere una pluma que pueda verter la tinta para dar forma al dibujo. En aquél, el pirograbado, la tinta es el calor que transmite el pirógrafo a través de la punta o aguja que hace las veces de pluma.
Así como el dibujo a la tinta, por la acción descrita queda plasmado en un papel, el dibujo pirograbado queda plasmado al quemar el medio en el que se representa. Normalmente, como en la técnica en descripción, es en madera, pero puede hacerse también en piel o cualquier otro medio que permita ser quemado sin arder.

2.- Selección y preparación de la madera.

Para pirograbar en madera se necesita primero seleccionar la que conviene más al propósito del dibujo que se quiere desarrollar.
Así puede usarse de cedro, caoba, pino, encino, caobilla, jocha o pajucha.
Sin embargo, es recomendable usar siempre, la madera que sea lo más blanca posible, para lo cual sirven excelentemente el cedro blanco, el pino y la jocha.
Lo que más conviene es usar tablas de la madera seleccionada, pero lo más fácil de encontrar en el mercado y de relativa economía es su triplay. Para el propósito lo puede encontrar en 3 o 6 mm de grueso y la selección del grueso y tamaño dependerá del gusto y necesidades actuales.
El veteado de la madera es inevitable pero debe cuidarse hasta donde más sea posible que no se note demasiado, o aprovecharlo definitivamente en la construcción del dibujo.
Lo que en definitiva es posible evitar y debe evitarse es que la madera tenga nudos, los cuales si afectarán al dibujo.
En la preparación de la madera debe considerarse que ésta debe ser lijada hasta quedar libre de cualquier aspereza. Entre más tersa sea la madera mejor podrá dibujarse sobre ella. Muchos triplays como el de pino, la caobilla y la jocha a veces tienen estrías o escamas que ocasionan que una línea trazada, sutilmente se desvíe del curso que se le quiere dar. A veces no es posible desaparecerlas con el lijado, de modo que hay que tratar de evitarlas desde la adquisición.

3.- Bosquejo a lápiz del objetivo sobre el medio.

Este punto no es tanto problema de la técnica actual que se describe, porque el bosquejo requerirá de toda la habilidad del ejecutante para hacer uso de otras diferentes técnicas de dibujo que pueda tener a su alcance, y que van desde el plano, el encuadre, la dimensión, la proporción, la perspectiva, la profundidad, los efectos de la luz que incide, hasta las sombras que arroja el objeto.

4.- Pirograbado total como si fuera el acabado final.

Se dijo antes que un dibujo pirograbado es como si fuera un dibujo a la tinta china. Pero para ser más concreto es como si fuera desarrollado en cualquiera de las otras técnicas del dibujo: sea al lápiz, al carbón, al pastel, a la acuarela o al óleo, susceptible de presentar completamente todas las características descritas en el bosquejo. De esta forma debe ser terminado el dibujo pirograbado, independientemente de cualquier otra técnica (pintado a la acuarela) que le vaya a ser aplicada.

5.- Pintado a la acuarela.

Al dibujo terminado se le aplican las técnicas de pintado a la acuarela, buscando que luzca lo más sobresaliente de éste así como de la pintura a la acuarela. En este paso se aplican conocimientos y destrezas sobre la teoría del color, mezcla, composición, interpretación, armonización y práctica en técnicas como aguada, lavados, degradados, aperturas, reservados, frotados y máculas.

6.- Laqueado.

Al dibujo pintado a la acuarela se le aplica un acabado final con laca para preservación.


Regresar al menú Principal